Por matar a su amigo debe pagar más de 16 años cárcel en Pasto

Una fiscalía seccional de Pasto-Nariño, obtuvo sentencia condenatoria de 16 años y 6 meses de prisión en contra de Óscar Guillermo Burbano Mejía, tras hallarlo responsable en el delito de homicidio agravado.

La decisión se deriva de la aprobación del preacuerdo entre las partes, por el Juzgado Segundo Penal del Circuito, con funciones de conocimiento de la capital nariñense.

Le puede interesar: Bomberos y Defensa Civil rescatan cadáver de un afluente en Putumayo

Los hechos investigados ocurrieron el 23 de febrero de 2020, cuando la víctima identificada como Julián David Yépez, de 27 años, se encontraba en un carro departiendo con otra persona, y fue abordado por Burbano Mejía, quien lo agredió con arma cortopunzante ocasionándole dos heridas de gravedad.

El hombre herido fue trasladado de manera inmediata a un centro asistencial, sin embargo, los galenos horas más tarde reportaron su deceso por las complicadas heridas que fueron causadas por arma blanca a la altura del pecho.

La Fiscalía General de la Nación, estableció que momentos previos al crimen se produjo un roce verbal y físico entre víctima y victimario por la ingesta de licor.

El sentenciado se encuentra recluido en la cárcel judicial de la capital nariñense, donde permanecerá hasta cumplir su condena que fue de 16 años y 6 meses por delito de homicidio agravado.

Abra-Noticias se comunicó con su padre Miguel Ángel Yépez, quién manifestó que la justicia en el país es muy blanda para los asesinos. Lo cual hubo un recurso entre las partes y el Juzgado Segundo Penal del Circuito lo halló culpable y lo condenó.

Así mismo indicó que hay unas investigaciones en contra del condenado que van por buen camino y que podría aumentarse la pena de hallarlo culpable de los delitos de elaboración y tráfico de estupefacientes como es el tusi. Que al parecer la comercializaba a menores de edad.

Si la investigación prospera Burbano Mejía podría pagar 10 años más de cárcel. Sin embargo, los familiares dicen que se hizo justicia en este procedimiento Judicial que le quitó la vida al joven de 27 años.

Su progenitor dijo que se hizo justicia pero la condena fue muy bajita. «Debía ser más amplia porque este tipo no merece estar en la calle, es un peligro para la sociedad».

Miguel Ángel Yépez, padre de la víctima, invitó a las autoridades a que avanzan en los procesos y no dejen en la impunidad los casos de homicidios que algunos aún no han sido condenados pese ha tener las pruebas suficientes.

«Las autoridades deben investigar y llegar hasta las últimas instancias para que no se queden los casos en el archivo y apliquen las condenas contra los implicados de los hechos», concluyó.

error: Contenido Protegido !!