En Ipiales falleció el hombre que no le temía a nada. ‘Filabras’ lo busca

Un hombre que lucho por su vida por varias semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de un centro asistencial de la ciudad de Ipiales Nariño, le batalla le ganó la muerte.

Se trata de Franco Pistala natural de la vereda Tola de Las Lajas, quién se destacaba por su forma de ser, hablar, humilde, vecino, trabajador, pero un accidente lo puso cerca de dos meses en un hospital, pero la mañana de este 28 de julio de 2020, los galenos reportaron su deceso.

Franco, destacado por los residentes como un buen vecino, y lo recuerdan más por sus chistes y por la forma de vestir, era admirado en esa zona rural porque ayudó a todo al que lo necesitaba sin ningún interés. Y sabía decir «yo no le tengo miedo a nada».

El hombre era destacado por trabajador, pese a su forma de ser, jamás fue rechazado por nadie sino que lo integraban a las parrandas a los diálogos y a todo a lo que sucedía, se llevaba más con los jóvenes a quienes de chiste en chiste y de risa en risa les daba sus consejos.

Reconocido porque a nadie se le negaba, ayudaba a cualquier persona sin importar si hacía sol o estaba lloviendo y a cualquier hora del día o la noche.

Caracterizado por su fuerza que mantenía, pero con los años, parece ser que ya había perdido un poco de su fuerza, y no pudo vencer a dos animales de su propiedad y es arrastrado por varios metros dejándolo gravemente herido y es trasladado hasta un centro asistencial en donde finalmente la batalla perdió contra la muerte.

Franco, era amante de los caballos desde muy joven y nunca le faltaba el dinero y su machete, recorrió varias sectores de algunos municipios a dónde lo llevaron a trabajar. La gente que no lo conocía le tenían miedo, mientras que los conocidos también le temían por su carácter y rebeldía, sin embargo, siempre mostró su lado bueno con todos los residentes de la zona rural que le darán el último adiós.

Uno de sus mejores amigos queda abandonado y no sabe quién lo cuidará porque su amo partió de este mundo. Su amigo es un perro de nombre ‘Filabras’ que desde que su amo no llegó a la casa lo busca por todas partes y lo triste es que nunca lo encontrará.

La vereda sigue de luto, puesto que hace días atrás falleció Paulo Roberto Atis Pitacuar, quien también sufrió un accidente de tránsito, pero desafortunadamente falleció. Y hoy la muerte de Franco es otra pérdida más para La Tola de Las Lajas.

Paz en su tumba…

error: Contenido Protegido !!