¿Altos mandos serían cómplices de homicidios cometidos por sus hombres?

En Colombia se ha vuelto un escándalo de izquierda y derecha tras la muerte del ingeniero y estudiante de Derecho Javier Ordóñez, quien murió a manos de uniformados, que ahora por las marchas también buscan culpables y no aceptan que sí cometieron el error del abuso de autoridad.

Les recuerdo que el caso de Ordóñez fue el mismo que pasó en Cumbal-Nariño con el joven Ángel Daniel Revelo, de 25 años, en donde también hay un testigo de nombre Camilo Alpala López que lo identificó en la investigación, observó todo lo que le hicieron a su amigo que murió después de unos días en una clínica de Ipiales. Aquí el relato

Hubo protestas, pero como no era en Bogotá, no se hizo nada después del homicidio, y más aún que la Fiscalía hace una investigación y acusa a un oficial que era el comandante de dicha Estación de Policía en Cumbal, identificado como el teniente efectivo Carlos José Salcedo Peñalosa, y requerido por el delito de homicidio y prolongación ilícita de libertad. Aquí la Investigación de la Fiscalía.

Hasta ahí iba bien, pero al día siguiente declaran ilegal el procedimiento, osea que para dejarlo libre al oficial en donde además estarían implicados dos uniformados, sería cómplice de este accionar y abuso de autoridad que le costó la vida al integrante de la comunidad indígena.

El amigo de la víctima contó lo que sucedió desde el momento que fueron abordados por los agentes en el sector de Pueblo Viejo hasta que llegó al calabozo, pero a este caso nadie le pone atención, es como si en Cumbal no perteneciera a Nariño y sus padres que ni saben en qué va el proceso.

Aquí, los mismos comandantes de la Policía Nacional, deben ayudar a que se haga justicia con los implicados, creemos que sí ayudan a esclarecer los hechos se calmarían las protestas y marchas, es decir debían entregarlos y no dañen el buen nombre de la institución policial donde hay personas que sí merecen todos los reconocimientos, honores por su trabajo, responsabilidad y compromiso. Pero los altos oficiales son los culpables de que les pase esa situación de destrucción de las instalaciones de los CAI y de dejar mal parada a la Policía, sí ellos los hubieran entregado a la justicia creo que no habría pasado nada.

En Nariño, tampoco se conoce donde están los uniformados que mataron al menor de edad William Domínguez en el sector de Saguaran, vía que de Ipiales conduce al corregimiento de Las Lajas, tampoco de los homicidas de Ángel Daniel Revelo, aquí también tienen que ver los comandantes de la Policía, si no los entrega a sus subalternos ¿se estaría convirtiendo en cómplice de los homicidios? porque hasta la fecha no se conoce nada de los procedimientos. ¿A dónde trasladaron a los uniformados implicados en las muertes?

Si los coroneles que están al mando de Policía en los departamentos, municipios y Distritos tapan lo que ocurre dentro de la institución con sus hombres, simplemente ¿son unos cómplices del abuso de autoridad?. La Institución policial limpiaría su nombre cuando los comandantes les hagan pagar a cada uno de los que cometieron los homicidios porque los familiares de las víctimas solo piden justicia, y por esconderlos pasa lo que ha tenido que pasar y sacando disculpas y culpado a otros de hechos cometidos por sus mismos hombres.

Ahora por ahí dicen que el ministro de Defensa ha salido a decir que no permitirá las protestas del 21S, es como retar a todo un país sufrido y aguantador. ¿Quién ganaría Hollmes Trujillo o el pueblo? Antes de encender, solo se debería dar captura a los responsables de los que comenten los delitos porque lo que piden es justicia y no dejan que los casos se queden en la impunidad.

Nadie desligitima a las autoridades, solo que en estos casos cometidos en Nariño, Bogotá, Putumayo y otras ciudades del país, lo único que debían hacer es entregar a los que comenten estas injusticias contra la población civil. Y si el civil es el culpable también debe pagar así como los han capturado y los han enviado a la cárcel, eso mismo deben hacer con los uniformados culpables y no taparlos porque eso es lo que daña el buen nombre de la Institución policial en el país.

La familia, amigos y vecinos solo esperan ver la detención de los policías implicados en la muerte de Ángel Daniel Revelo, Willia Domínguez, Carlos Mauricio Cuaces quien va a cumplir un año de su muerte y hasta la fecha ninguna investigación o captura han dado a conocer. Lo mismo estaría pasando en Putumayo.

error: Contenido Protegido !!