Atlético Nacional vs Danubio «acá hay 250 mil dólares» ´Popeye a árbitros argentinos

Sale a la luz de lo que nunca se había enterado miles de hinchas de los equipos Atlético Nacional de Colombia y Danubio de Paraguay en un partido de la Copa Libertadores en el 1989.

Primera parte

«La historia la sabemos nosotros tres Juan Antonio Baba y Abel Nieco, esto arranco desde que llegamos al aeropuerto de Medellín. Pido disculpas y yo me se expresar y no quiero que se confundan las palabras. Obligados. Tomamos el auto de ellos, no te voy a dar ni me los pidas los nombres de ellos, por ética y se todo como estaban ellos. Toda Montañita acá tiraron a un árbitro, mataron a juez de línea y fuimos hasta donde nos cambiaron de auto porque le que nos llevaba se tenía que bajar», explica el árbitro argentino Carlos Espósito a VarskySport.

«Se debe saber por todas, porque cuando voy a dar los cursos, los chicos de la selección de instructores nuestros y nos piden que no contemos, porque yo les cuento la historia», agrega.

Agrega que los invitaron a una cena, pero consulta con Nieco y Baba, y determinaron no salir del hotel. «Estábamos en la mesa, había otra mesa con seis o siete personas, me levanto a pagar y le digo a la camarera, y le digo llévame agua, y me dice chica y grande, yo hace 15 días había pitado el partido. Vienen y tocan la puerta y era la chica con un biberón de agua pequeño y le dije que era grande y ella contesta, enseguida le traigo».

El central sigue narrando a ese medio deportivo de Argentina lo que pasó en aquel partido entre equipos de Colombia y Paraguay «a los 5 minutos tocan la puerta y le digo a Baba abrí la puerta y entraron 4, uno con una ametralladora, a Nieco le pusieron un 9 milímetros en la cabeza y atrás de ellos entró el famoso ‘Popeye’ bien vestido, traje, corbata y con una maleta lo abrió y nos dijo muy simplemente, «acá hay 250 mil dólares, ustedes llévenselo tranquilos, van a salir de Colombia sin problema», y cuando nos miramos los tres, a mí se me ocurrió decirle porque sabía cual era el pensamiento del arbitraje argentino, antes de eso nos rompieron teléfonos no dejaron cable sano, arrancaron todo. Le digo acá nosotros venimos a trabajar como nos corresponde y, solo agarró y cerró el maletín y nos dijo, «escuchemen una cosa la vida de ustedes acá no vale nada y en Buenos Aires no puede costar mil dólares de cada uno» y se fueron».

La segunda parte

El árbitro argentino Carlos Espósito, le contó a VarskySport «salimos del hotel era todo con los colores del nacional, era feriado, y cuando fuimos al lugar no había nada, nos sacaron a propósito y ahí estuvimos esperando hasta lo del partido».

El central siguió narrando a ese medio que «mirá Guastavo que esto exacatamente no salió en la revista, son cosas exactas, preparamos los bolsos, antes de salir los tres de ahí, y decimos muchachos que hacemos, Abel dice que hicimos por la vida jugar como corresponde y equivocado no, un árbitro se puede equivocar lo que no se puede equivocar es en la moral y vamos a la cancha».

«En esa ida y vuelta en esa mañana, le digo a Baba, anda vos, él era semejante grandote, aparte éramos íntimos amigos y socios comercialmente, vive por acá conmigo y cambiaron los pasajes y sacamos y viajamos a Bogotá, lo hizo, y preparamos todo los bolsos y la ropa y dijimos que hacemos y salimos a la cancha», dice el argentino.

. Conejita Playboy compró equipo de fútbol

Narra además a ese medio que «nos dejan el auto a unos 300 metros o 150 metros de la entrada y rodeados, pero nadie nos agredió, nadie nos dijo nada, llegamos al vestuario y, árbitro que te dije rato, viene con una Virgen y le pegó una patada a todo y no se a donde voló, le digo vamos a calmarnos a ponernos bien y la policía era la encargada de la custodia, le decimos que termina el partido y tenemos que salir volando de acá en el último vuelo a Bogotá, tranquilamente me dice si gana Nacional no vamos a poder salir de acá por el festejo».

El central argentino sigue narrando lo sucedido en aquel partido, «salimos a la cancha y antes de salir hicimos juramento, parece mentira, y salimos, empezó el partido, y los uruguayos atacaban y atacaban, pero antes de eso Baba me dice Flaco mirá que si faltan dos minutos y no hacemos goles dentro de la cancha la meten dólares y muchos me preguntan si es verdad».

En la entrevista Varsky Sports le pregunta al árbitro «¿A Escobar lo vio cara a cara o nunca? No, Escobar, según nos dijeron estaba en el estadio disfrazado a los únicos que vimos fue a ‘Popeye’, pero bueno en ese momento vino la Policía, creo que la presa no lo tiene, hubo 15 muertos por la gente que salía a los balcones y pegaban los tiros y le pegaban a los que estaban arriba, se viene jefe policía y me dice imposible salir de acá, sabían todo, vino un árbitro colombiano y me dice vamos a un hotel, pero duramos como dos horas para salir de ahí»

«Ese jefe policía que nos llevó hasta el hotel y que nos fue a buscar en la mañana para acompañarnos al aeropuerto, a los 15 o 20 días, si alguno de ustedes vio la serie, los acribilla Pablo Escobar saliendo de la casa», dice Espósito.

Según el árbitro, todo el problema le contaron al presidente de Colombia y le contaron la historia «se había enterado el árbitro uruguayo que se llama Martínez Banzante con quien tenemos una gran amistad y me dice Flaco esto hay que contarlo porque nos puede pasar a cualquiera. Cuando llegamos a Bogotá, nosotros habíamos cumplido y vamos a tomar el avión y los uruguayos venían en el mismo avión a Buenos Aires, se viene el presidente de Danubio, me mira y me dice Carlos «la pasaron mal no, a pero quédese tranquilo»».

Ver videos de entrevistas

Primera parte

Segunda parte

error: Contenido Protegido !!