En Pasto Teresa de Jesús, «‘Popeye’ mató a mi esposo porque él no podía defenderse»

Una familia de un barrio de Pasto, capital de Nariño, está triste y exige justicia contra alias Popeye porque mató a uno de sus integrantes que era la cabeza del hogar.

Los hechos se registraron en la calle principal del barrio San Miguel de Jongovito de la Comuna Seis, suroccidente de Pasto, en donde Juan Carlos Poso más conocido en la zona como ‘Popeye’ siguió a su víctima que tras lanzarle patadas, puñetazos, y no contento con eso, vecinos de la zona aseguraron que le dio con un varilla en la cabeza, lo que le produjo de manera instantánea su deceso.

Sin, embargo, ‘Popeye’ fue capturado en inmediaciones del barrio Caicedo por la Policía, y pese a todas las pruebas y con testigos, un juez determinó darle al homicida que además es un peligro para la sociedad, detención domiciliaria.

En Pasto ‘Popeye’ mató a un vecino. Autoridades no atendieron denuncias

Hoy su esposa Teresa de Jesús de La Cruz Castillo, pide que se haga justicia contra Juan Carlos quien fue el autor material del crimen de su esposo identificado como José Fidencio Villarreal, de 49 años de edad, con quien tuvo dos hijas de 10 y 13 años.

Teresa de Jesús habló con ABRA NOTICIAS y nos explicó que desde meses atrás ya tenía problemas con alias Popeye porque le puso una demanda en la Fiscalía en donde les dio a conocer que le quebró las tejas de su residencia.

«La Policía medio una acta de protección, pero jamás tuve esa protección, lo cual me enteré que ellos debían pasar todos los días preguntando de su convivencia y dejar firmado una acta de la visita o revisión, pero jamás sucedió eso», explicó.

«Tiene primero que haber un muerto para atender las denuncias», líderes de Pasto

Dice además que la acta de protección fue firmada para todo el núcleo familiar en febrero de este año, pero durante todo este tiempo jamás hubo una visita a su domicilio por parte de la Policía hasta que llegó el día que le mataron a su esposo.

«Los policías llegaban cuando solo se presentaba algún problema con el agresor, pero no fui la única que tuve los inconvenientes, a un joven le cortó la cara, partió vidrios de ventanas y puertas a vecinos, a otra le había robado el equipo, insultaba a los niños, también que había tocamientos a muchachas, es decir hubo varias quejas, pero no hicieron nada hasta que se registró el homicidio», indicó la esposa de la víctima.

La mujer, en su desespero por las constantes situaciones asegura que tuvo que cambiar las camas de sus dos hijas menores de edad a otro sitio para evitar que en cualquier momento les caiga una piedra o ladrillo que lanzaba ‘Popeye’. «Cada vez que ellas salían a la tienda las insultaba y las atemorizaba a las niñas, hasta sabía andar desnudo en la calle, Con otras vecinas pusimos las denuncias, pero la autoridades nunca hicieron nada y la familia salía a defenderlo aduciendo que todo era mentira».

Luego de darle detención domiciliaria, hoy la misma familia no lo recibió en el barrio y las autoridades lo regresaron y lo tendrían actualmente en la permanente II, lo cual están a espera de una segunda audiencia para que lo condenen por el homicidio de don José Fidencio registrado en horas de la mañana del 25 de septiembre de 2020.

En Pasto un ‘loco’ atemoriza a familias. «Casi mata a mi hijo»

La esposa de don José Fidencio dice que es muy triste y duro porque ahora le toca sacar adelante a sus dos hijas menores de edad, sabiendo que él era el que ayudaba en todo porque fue un reconocido conductor y que por más de 7 años hacía parte de una empresa de buses urbanos en Pasto, pero fue atacado por Juan Carlos que le quitó la vida.

«Mi esposo no se pudo defender porque él sufría de cáncer y estaba recién operado y tenía dolores por las cirugías que le habían hecho, pero este muchacho en tres ocasiones lo intentó matar que en una oportunidad el dueño de una tienda salió y lo defendió. No podía hacer fuerza y para el día de los hechos lo que hizo primero fue cubrirse el estómago y ese día no hubo nadie que me lo defendiera y lo mató», manifestó Teresa de Jesús.

«Tuve que salir de la casa»

La esposa de la víctima aseguró que no cree en la justicia porque hasta el momento no ha pasado nada, ni siquiera le han prestado ayuda sicológica para sus dos hijas, puesto que la de 10 años está muy mal por la pérdida de su padre. «En el momento de los hechos mis hijas tuvieron que llamarme y cuando llego las encuentro al lado del papá que había muerto, es decir ellas vieron como murió».

Ahora Teresa de Jesús pide que se haga justicia con el agresor. «Tuve que salir de la casa y pedir ayuda, pero en donde estamos viviendo es muy estrechos, además me toca pedir apoyo a mi mamá para que las ayude a verlas, yo salí porque tenía miedo ya que le dieron casa por cárcel».

Finalmente la esposa de la víctima espera que el Estado responda por lo sucedido porque necesita sacar adelante a sus dos hijas, «lo que pido es que se haga justicia y a mí me pensionen ya que mi esposo era una persona trabajadora. Yo no tengo casa propia vivíamos anticresando y en oportunidades en arriendo».