Río Orito amenaza comunidad indígena

Una grave emergencia se presenta en una comunidad indígena del municipio de Orito, Bajo Putumayo.

ABRA NOTICIAS habló con el gobernador del resguardo indígena Los Guaduales, Alirio García quien nos contó que el problema con el río no es la primera vez sino que hace 4 años se presenta la situación.

«El problema se debe con el invierno que se presenta ahora, aclaramos que no solo es de hoy sino que sufrimos hace 4 años atrás, y se ha puesto en conocimiento de las autoridades públicas como al departamento y al municipio y hoy se presenta lo mismo cada creciente hace conejera y causa estragos», explicó el gobernador.

Audios insultantes serían del alcalde de Sibundoy

Agregó que se llevó parte de la tierra y sembríos y hoy 19 de noviembre la creciente convirtió en conejera y nuevamente se les llevó gran parte de los cultivos de pancoger. «Se llevó la casa de mi hermano y ahora está a punto de llevarse la mía que está aproximadamente a 12 metros de distancia del río».

Así mismo aseguró el gobernador que hay peligro con otras viviendas, la escuela y un poste de energía que está próximo a llevárselos, por lo que pide al alcalde le colabore con una maquinaria para tratar de canalizarlo el río y no coja mucho cause por el lado donde está la comunidad.

Alerta en Orito por aumento de caudal de ríos

«Este trabajo de canalizarlo debe ser urgente porque no solo es la comunidad sino corren peligro la escuela y una biblioteca. Es decir estamos preocupados por el invierno que sigue causando daños en nuestro territorio. Nos reunimos con nuestros comuneros y concluimos que si no nos atienden nos veremos obligados a tomarnos la Alcaldía para buscar soluciones inmediatas porque es un problema bastante preocupante, en un momento dado se puede venir otra creciente y se podría llevar las casas», explicó el dirigente indígena.

Resaltó que desde hace cuatro años el mandatario saliente se había comprometido a trabajar, incluso a comprarles un predio para reubicarlos, se acabó su periodo y quedaron con la problemática. «Hoy nuevamente tenemos compromiso con la actual Alcaldía, ha sido difícil iniciar labores por el problema de la pandemia, el río no da espera, y las lluvias caen sea en la noche o en el día y donde se rebote podemos desaparecer».

En Cauca policía abatió a presuntos disidentes

El gobernador explicó que son 60 familias las afectadas de las 108 que existen en la zona y es urgente que los reubiquen. Y antes de ese proceso piden una maquinaria para que se haga la canalización del afluente.

El gobernador indígena advirtió que de no cumplirse las peticiones los culpables son las autoridades porque son conocedores de la problemática. «Acá llegan las unidades de Bomberos, Defensa Civil, Defensoría del Pueblo, Personería y la Cruz Roja que conocen de primera mano la situación que vivimos acá, se encargan de llevar la información, pero no hay respuesta ni solución».

El dirigente indígena aclaró que el río se les ha llevado aproximadamente unas 30 hectáreas de tierra y todo los productos de pancoger y si no hay soluciones quedarán sin tierra, cultivos, escuela, energía.