En Pasto honraron memoria de José Libio Martínez

En Pasto-Nariño Conmemoraron un año más del crimen del sargento primero del Ejército, Libio Martínez.

En la plaza de Nariño se llevó a cabo una ofrenda floral en honor al suboficial del Ejército Nacional José Libio Martínez, quien fue acribillado por las extintas Farc durante su cautiverio.

Al evento asistieron las diferentes autoridades militares, policiales y administrativas de la Alcaldía de Pasto, Gobernación de Nariño y familiares en donde conmemoraron la simbólica fecha y honrar la memoria del sargento primero.

Así mismo honraron a la familia que era liderada por un hombre que luchó por la soberanía de la nación que perteneció a la gloriosa institución militar. El suboficial fue acribillado por los insurgentes por un tiro de gracia después de estar varios años en cautiverio.

«Nuestro acompañamiento incansable para su madre Libia Esperanza Estrada, a su esposa Claudia y a su hijo Steven Martínez para que no quede en el olvido sino que por el contrario que cauyuben a buscar justicia, paz y esa reparación», expresaron.

Agregó que «Nuestro Ejército Nacional y Policía Nacional rinde homenaje en ese sentido simbólico y lleno de esperanza y hoy nos ha tocado de otra forma reunirnos, pero queremos dejar un mensaje alentador y decirles que no solo es una placa, estatua o reconocimiento, es el agradecimiento de los aquí presentes, ratificar una vez más que este proceso de reconstrucción de memoria histórica es una labor de cada uno de los colombianos», indicaron.

Por su parte Steven Martínez dijo «en primer lugar agradecer al Ejército Nacional por conmemorar un año más del asesinato de mi padre, agradecerles porque no han permitido que se pierda la memoria de mi padre, al Gobierno solicitarle el compromiso acordado en el proceso de paz, estamos cansados de tanta violencia y conflicto».

Frente al proceso de paz Steven dijo que «es un compromiso de los colombianos, en especial los grupos armado al margen de la ley son quienes los que deben aportar y darnos esa tranquilidad a los colombianos».