Policía Metropolitana en Pasto tiene nuevo comandante

El nuevo comandante de la Policía Metropolitana tiene varios retos y compromisos con el municipio de Pasto-Nariño.

Tras tomar el mando el coronel Álvaro José Sánchez en reemplazo del coronel Herbert Benavides de la Policía Metropolitana ubicada en el municipio de Pasto, al parecer habría inconformismo por varios uniformados.

El nuevo comandante era el subcomandante desde hace años atrás y ahora asumió el mando de la Policía Metropolitana.

Se pudo conocer que algunos uniformados estarían desmoralizados con la llegada del coronel Sánchez debido a varias disposiciones que afecta al personal, entre ella quitarles los permisos.

15 días serían los patrulleros de las diferentes especialidades que tienen que trabajar para poder tener un descanso de uno o dos días, pero en los últimos días el nuevo comandante se los habría suspendido.

Pero ahora el oficial tendrá el reto de bajar los índices de inseguridad como es el robo de motos, venta de droga, apartamenteros, hurto a locales y bicicletas, transeúntes, entre otros.

Así mismo avanzar con las campañas de prevención y obras sociales desarrolladas en los barrios de las 12 comunas y los 17 corregimientos del municipio de Pasto.

Sin embargo, la llegada del oficial no habría caído nada bien a los uniformados que ya conocen, por lo que esperan que los cambios sean para algo positivo.

Así mismo esperan que el nuevo comandante haga las gestiones ante la Dirección General de la Policía Nacional a que no les reduzcan los presupuestos para mantenimiento de los automotores, que según una información dada a conocer, el Gobierno realizo un recorte de 60% al presupuesto de mantenimiento y combustible.

Además les darían a conocer que «se les advierte que para el primer semestre de 2021 no se cuentan con los recursos».

Otro de los temas de preocupación sería que al parecer los vehículos solo se tendrá 145 millones y 140 para motos lo cual debe durar para 6 meses, lo que daría a entender para varios uniformados que en caso de quedar varados tendrían que sacar recursos de su propio bolsillo para hacer el mantenimiento o cargar combustible.

La nueva comandancia deberá cumplir los retos tanto con su personal como con la comunidad de las 12 comunas y 17 corregimientos, especialmente en el tema de la inseguridad que afectando al municipio en este fin de año.