¿Quiénes son los que siembra terror en 2 sectores de Pasto?

Un grupo de jóvenes tienen aterrorizados a dos sectores de Pasto, Nariño, aseguran que son integrantes de una misma familia.

Tras una publicación en la que se dio a conocer sobre una pela que dejó a un adolescente gravemente herido, denunciaron que los agresores son el terror en las calles de una vereda y barrios de la Comuna Diez, oriente de Pasto.

Personas que pidieron reservar su nombre para evitar ser víctimas de los presuntos delincuentes, explicaron que son integrantes de una misma familia y se ha convertido en el dolor de cabeza desde años atrás porque no hay autoridad que los detenga.

Los hechos de orden público se registran en la vereda San Antonio de Aranda del corregimiento del Morasurco y en barrios de la Comuna Diez, aseguran que todo el mundo los conoce de los daños que hacen constantemente, y pese haber denuncias, nadie les dice nada y siguen campantes en las calles.

“Ellos tienen un familiar dentro de la Policía, y al parecer es quien los alerta de los operativos, porque cuando llegan a requisarlos, las autoridades nunca les encuentran nada, ni armas blancas o de fuego, ni droga, creemos que deben hacer una investigación”, explicaron habitantes qué por miedo a los presuntos integrantes de una banda, se reserva sus nombres.

Aseguran que el año pasado pasó algo más grave, pero el implicado anda bien campante en las calles como si no hubiera hecho nada. “Ellos son un lunar negro en la vereda y no sabemos cómo sacarlos. Cuando organizan fiestas, toca cerrar bien las puertas o estar alerta porque sus invitados son jóvenes de los barrios Loma del Carmen y Marquetalia, al parecer todos son familias”.

Los afectados afirman que es una familia integrada por padre, hijos, primos y sobrinos, pero hacen y deshacen en el sector. “Estos muchachos tienen familia en la Vuelta Negra y se la pasan amedrentando a todos los residentes de San Antonio, y ellos viven en San Antonio Alto. Hay uno de ellos que estuvo en la correccional por ser menor de edad, pero salió peor”.

La comunidad pide a las autoridades a que les ayuden a investigarlos. Además, aseguran que son expendedores de droga, eso es de conocimiento de todos, hasta de las mismas autoridades, “pero no sabemos qué hacer con esta gente que tiene sembrado el terror en San Antonio Bajo, Medio y Alto”.     

“Uno de ellos que acabó de cumplir los 18 años, cometió un grave delito, pero no se hizo mayor cosa y andan tranquilos como si nada hubieran pasado. La Fiscalía también es conocedora de la problemática, pero no sabe nada de los avances. También es raro que no hayan encontrado nada durante un allanamiento y requisas a sus casas”, señalaron.

Confirman además que los muchachos los conocieron que eran unos jóvenes de bien y juiciosos, pero la sociedad los dañó y en la actualidad la misma sociedad les tiene miedo porque andan armados. “Ellos se desviaron del camino, y se han convertido en el terror de la zona rural y la Comuna Diez. Es triste ver que un mismo padre de familia que en vez de salir a corregir a sus hijos lo que hace es también a unirse a las riñas y verse involucrado en esas cosas como en el que pasó en el barrio Sol de Oriente en donde dejaron a un menor de edad gravemente herido”.

Finalmente manifiestan que el grupo de familia son bastante peligrosos, lo cual viven en una casa que sería de una tía. “Ellos tienen un familiar policía y viven casi juntos. Y al parecer este les informa todo. No se los puede ni alzar a ver porque lo andan amenazando y no lo hacen cuando están sanos, sino que el problema lo buscan cuando están en estado de embriagados”.  

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com