Pandemia y reforma tributaria nos deja en las latas

En Pasto y otras ciudades del país regresamos nuevamente a las medidas por la alta ocupación de las camas UCI por contagio del covid-19.   

El problema ahora que nuevamente vamos al quiebre económico y a esto se suma la reforma tributaria que está en manos de los congresistas, esperemos que ese proyecto de ley no sea aprobado.

Aquí los afectados con estos decretos vamos hacer los que trabajamos y vivimos del rebusque, los que sí están reídos son todos los funcionarios públicos a quien no les afectará ninguna medida trabajen o no trabajen porque sea quincenal o mensual les llegará sus pagos.

Por ejemplo, los señores emboladores, los vendedores de jugos, entre otros, quedamos nuevamente paralizados y con los brazos cruzados sin saber a quién esperar o de quien vamos a recibir.

Para decir que esperamos una ayuda del Estado por esta emergencia, jamás la vamos a ver o a tener. Una vendedora de jugos de la plaza Veinte de Julio del municipio de Ipiales, sur de Nariño, manifestaba que el año pasado en medio del desespero del encierro le tocó salir a vender algo para comprar y llevar a echar a la olla.

Decía, por más que hicieron un llamado al alcalde de ese municipio, hasta la fecha ninguna ayuda le llegó ni del gobierno municipal, departamental y menos nacional. Los apoyos llegaron a los más ricos, y no es mentira, porque se vieron cantidad de denuncias en las redes sociales y medios de comunicación. “En Ipiales no me dieron ni del último mercado que habían tenido guardados en Empoobando”.

Sin embargo, algunos analizan que esto del aumento de contagios, al parecer los están inflando porque el Gobierno de Duque sabe que se le viene encima el país este 28 de abril por su famosa reforma tributaria.

Desde que salieron con el cuento de la reforma y que hoy los políticos seguidores del presidente la quieren acomodar, el país ya no les cree. Pandemia y reforma tributaria por segunda vez acabará lo poco que se ha conseguido porque tocará salir a venderlos, es decir que los colombianos quedaremos más pobres que el año pasado.

Cuando llegó el virus al país, escribimos que la pandemia descubrió cuanta corrupción había que a muchos les costó el puesto porque pusieron a recibir ayudas hasta personas que habían fallecido más de 30 años. Pero los golpeados fuimos los trabajadores independientes. Y hoy con la misma situación de decretos quedaremos como dice mi abuelo “en las latas”.

Foto Caricatura Las2Orillas

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com