Llevó Ferrari a lavar y se lo entregan hecho añicos

Un profesional del fútbol italiano llevó a lavar su carro de alta gama y se lo devolvieron casi destruido.

El empleado de un lavadero de carros había recibido el auto, un Ferrari de color rojo, que al terminar de lavarlo no se quedó con las ganas de darse una vuelta, pero lo regresó hecho añicos.

El jugador al enterarse de su carro que quedó vuelto nada, no se asombró mucho, porque escribió en su red social “Lamento mucho lo que sucedió. Gracias a Dios ninguno salió herido y esto es lo más importante. Espero no leer más las cosas malas que han escrito hasta ahora. ¡Creo que cuenta para algo más en la vida!”.

De acuerdo con Corriere.it , el deportista dejó su carro, valorado en más 1.200 millones de pesos colombianos (300.000 euros), en un lavadero, pero un inquieto trabajador se lo llevó, apenas lo lavó, y lo estrelló contra una barrera de protección de una carretera.

Pese a semejante estrellón que le pegaron a su Ferrari, el deportista que es el segundo guarda meta del Gaona identificado como Federico Marchetti, agradeció a Dios porque no le pasó nada al empleado.

Foto: Corriere IT

error: Contenido Protegido !!