El Covid-19 descubrió pobreza y corrupción

El Covid-19 descubrió pobreza y corrupción

Por: Robert Atis
En Nariño y el país todos esperanzados a las ayudas de las empresas de servicios públicos y otras entidades privadas a que dieran los alivios en esta crisis que se vive por la pandemia del coronavirus, pero estas no han acatado los decretos emanados por el Gobierno Nacional.
Hay múltiples denuncias de los usuarios en Pasto, y los 63 municipios de la región nariñense, también en el país frente a los abusos de las empresas como de acueducto, energía, bancos y cadenas de almacenes que no perdonan ninguna deuda.
Algunos usuarios les cortaron las líneas de celular que los dejaron incomunicados, bancos que aumentaron el cobro en las tarjetas y tampoco hacen préstamos a pequeños comerciantes, recibos de energía con aumentos. Esto si es un abuso y robo con la gente que nos ha tocado vivir más de un mes encerrados atendiendo las medidas para evitar ser contagiados por el covid-19.
Las denuncias son dadas a conocer por diferentes medios de comunicación reclamando las supuestos alivios, pero lo que se ve es usura y abuso por parte de estas entidades públicas y privadas.
Lo mismo sucede con los arrendatarios de apartamentos y casas que tampoco hacen caso a las leyes propuestas por el Gobierno, es decir a estos gerentes y dueños de viviendas les importa un comino los decretos, porque han empezado a cobrar con porcentajes altos.
Los más afectados son las familias de los estratos bajos porque vivimos del día a día, desde que inició el aislamiento obligatorio que va hasta el 11 del siguiente mes y que posiblemente seguiría para junio, julio o diciembre, porque en Nariño y Colombia va en aumento los casos y fallecidos.
Las pruebas son miles las que aún se desconoce si son positivos o negativos, pero desde este 27 de abril de 2020 parece no querer vivir porque hasta el municipio más pequeño se vio transitar cantidad de personas mientras que las autoridades reportaban el aumento de contagios como en el Grupo Cabal que ya van 19 y esperan los resultados de pruebas de 150 más.
A esta pandemia ya no se puede sobrevivir porque los grandes empresarios no acatan los decretos porque no hay ningún alivio, además hasta los mismos funcionarios se roban la plata que iban hacer entregados a los afectados que para retirar los 160 mil le descuentan.
Esta pandemia ha descubierto la desigualdad en la que vivimos y también la corrupción, que hasta lo muertos reciben mercados y subsidios.
Ahora toca esperar a la justicia colombiana si hace algo con estas empresas que se burlaron de los decretos y comenzaron a desangrar a las familias que nos quedamos con los brazos cruzados y que no sabemos hasta cuando dure esta pandemia que a descubierto la corrupción.
El Gobierno debería ponerle mano dura a todas esas empresas que solo les faltó reírse de los decretos y hoy en plena crisis desangran al pueblo.

error: Contenido Protegido !!