Tras labores de control en Tumaco murió un patrullero

En zona rural de Tumaco-Nariño, se registró un homicidio de uniformado durante un procedimiento policial.

Los hechos se registraron a las 9:30 de la noche del 21 de febrero en el kilómetro 63 vía Pasto-Tumaco, a la altura del corregimiento de Llorente.

Se pudo conocer que el suceso se habría presentado momentos en que funcionarios de la Subestación de policia Llorente, se encontraban realizando actividades de registro y control por el sector poblado de esta localidad, y se percatan de la presencia de un vehículo sospechoso de placas GRU-248, marca Nissan, linea Frontier, color gris.

Al requerír al conductor, este se da a la fuga haciendo caso omiso a la orden de las autoridades policiales y trata de ocultarse en una de las calles de este corregimiento.

Nuevamente las unidades policiales intentando localizar el automotor, lo observan y este emprende la huida con dirección a la Subestación de policia Llorente, por consiguiente las unidades que estaban de servicio al interior de la unidad fueron alertadas y hacen el pare al automotor.

Al intentar deneter el vehículo, el conductor trata de emprender la huida y arrolla a un uniformado del Grupo de Operaciones Especiales de Hidrocarburos (GOES-H) y posteriormente pierde el control del mismo colicionando metros más adelante.

El patrullero quedo gravemente herido y que además fue lesionado con arma de fuego, de inmediato fue trasladado a un centro de Salud de Llorente en donde reportaron su fallecimiento.

Hasta el centro asistencial arribó personal Judicial y llevó acabó las diligencias del levantamiento del cuerpo que fue identicado como Diego Andrés Torres Mogollón, de 33 años de edad.

El patrullero oriundo de Cúcuta, llevaba alrededor de 10 años en la institución policial. Así mismo fue capturado el implicado que fue identificado como José Miller Sáenz González, de 50 años quien resultó lesionado con arma de fuego a la altura del cuello.

Sáenz González, al parecer se encuentra en el alto grado de alicoramiento fue trasladado al Hospital San Andrés de Tumaco y posteriormente remitido a la ciudad de Pasto.

Tras la verificación en el sistema, registra un antecedente penal para el año 2008 por secuestro extorsivo y para el 2019 es señalado por el delito de violencia intrafamiliar.