El clamor de Mónica esposa de expolicía en Pasto

El drama de una mujer no ha terminado en la ciudad de Pasto-Nariño, porque tiene que rebuscar para sobrevivir.

Esta es la segunda parte de una familia conformada por 5 personas que sus necesidades se volvieron viral en redes sociales cuando la mujer decidió hacer público un video en el que explicó su situación, pero todo por culpa del virus que hasta la fecha no se ha ido y sigue cobrando vidas.

Se trata de Mónica Gómez esposa del exsargento de la Policía Nacional Jairo Fernando Cabrera, y madre de tres hijos, uno de ellos con discapacidad.

Video/ Expolicía dio positivo y lucha por su vida. Esposa pide ayuda

ABRA NOTICIAS habló con la esposa del expolicía y nos dijo que está agradecida con Dios, La Virgen, la Policía, Ejército y de personas de buen corazón que en su momento la ayudaron, pero con el pasar del tiempo se acabó y hoy tiene que rebuscar para sobrevivir porque su esposo apenas se está recuperando luego de que saliera de la Unidad de Cuidados Intensivos UCI, del hospital San Pedro.

«Mi esposo va a cumplir dos meses de salir de la UCI, y mis agradecimientos también para el personal como enfermeras y médicos que hicieron todo lo posible por salvarle la vida que nos dan la oportunidad de seguir compartiendo aun que sea con dificultades. Por el momento él está en recuperación, recibe terapias en la casa y estamos conformes con los resultados que se dieron», explicó la mujer.

Agregó que desde que su esposo contrajo el virus, fueron momentos bastantes difíciles, sin embargo, su vida no es la mejor porque tiene que cuidar de ella misma que sufre de una enfermedad, de su hijo que es con discapacidad y de su esposo que está en recuperación. «Nosotros la situación económicamente no la tenemos».

En Nariño madres gestantes eviten contagiarse con el virus y llame a la línea 192

La familia conformada por esposo, esposa y tres hijos, no es la mejor porque carece de recursos económicos. «No tengo una vivienda, tenemos que seguir pagando arriendo por valor de 400 mil pesos, y eso me toca asumirlo porque mi esposo no está en las condiciones para trabajar».

«No he podido encontrar un trabajo porque también soy una persona enferma, a mi da convulsiones y tengo que mantener con un medicamento diario, y la cabeza mayor que se preocupaba por el arrendo, los servicios, la educación, alimentación aún no se recupera y estamos un poquito apretados», indicó.

Abandonada de Gobernación y Alcaldía

Mónica agradece a las autoridades por las ayudas, sin embargo, asegura que incluso llamó a la gestora social de la Gobernación de Nariño y ella quedó a darle una cita para poder hablar y ver posiblemente en que le colaboraban para lo de una vivienda. «La verdad, me encuentro desprotegida porque no tengo la posibilidad de pagar. Le dejé mensajes en un número de celular que me dieron, pero ella nunca se comunicó conmigo. A mi me gustaría hablar y exponerle mi caso que es bastante duro, luchar con tres personas que somos discapacitadas, es más no tenemos un techo seguro».

Así mismo indicó que la Alcaldía no se ha manifestado con nada, «me tiene preocupada, que por lo menos las autoridades del municipio me ayudaran con una casita o apartamento no importa si es subsidiado, porque pagamos un arriendo de 400 mil pesos. Pido al gobernador y alcalde me hagan una caridad o me ayuden con las gestiones para una propiedad porque siempre estamos de allá para acá buscando arriendos económicos. Cuando se tiene la salud completa uno puede defenderse, pero en mi hogar abemos tres personas enfermas y por eso mi clamor es solicitarles una vivienda no importa en donde sea para estar con mis hijos estables».

«No tengo mensualidad»

La madre de los tres hijos señala que no recibe una ayuda económica de nadie ni tiene una mensualidad, y para sobrevivir les ha tocado salir a vender empanadas y hacer otras cosas para subsistir, «agradezco a todas las personas por las ayudas que me dieron en su momento que con eso pude dar de comer a mis hijos y velar por la recuperación de mi esposo, pero como todo es gasto, poco a poco se ha ido terminando y a veces ya no se sabe que hacer ni que poner a la olla porque a mí me toca rebuscar para los servicios y ponerme la frente de hogar, esto ha sido muy duro».

Finalmente manifestó que no es mentiras y muchas personas se dieron cuenta de lo que me ha pasado y me sigue pasando en estos momentos, «a todas las personas las invito a que no nos descuidemos porque el virus existe. La enfermedad ataca y no tiene fin por lo que debemos cuidarnos y proteger a nuestros hijos, padres, hermanos, vecinos, porque esto es real y se mete en todo a todos los órganos y si sale vivo es por la bendición y milagro de Dios y si no sale solo queda la tristeza para la familia como está sucediendo, el llamado es a cuidarnos«.