Muerte de mujer embarazada en Sandoná no sería suicidio sino feminicidio

Las autoridades enviaron a la cárcel a un hombre que habría asesinado a su compañera sentimental en estado de gestación en el municipio de Sandoná-Nariño.

Los investigadores indicaron que el presunto agresor supuestamente trató de hacer parecer el crimen como un suicidio.

El presunto agresor fue identificado por las autoridades como Leandro Edixon Pinchao Tarapues , quien fue privado de la libertad con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario por un juez promiscuo de control de garantías de Sandoná-Nariño, luego de que la Fiscalía le imputó cargos como presunto autor material del delito de feminicidio agravado.

La investigación se relaciona con los hechos ocurridos el 27 de agosto de 2020, en la vereda Santa Bárbara, zona rural de esa población nariñense. Un hombre perdió la vida en medio de un incendio en zona rural de Sandoná

Ese día, las autoridades acudieron al llamado de los habitantes de la zona, quienes reportaron el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer identificada como Claudia Estefany García López, de 24 años, compañera sentimental del asegurado, quien se encontraba en estado de embarazo.

Durante la inspección técnica preliminar al cadáver, los peritos forenses establecieron que la víctima registraba heridas provocadas con arma cortopunzante en el cuello, en las muñecas de ambas manos, las cuales le causaron la muerte.

De acuerdo con las indagaciones de la Fiscalía, entrevistas recopiladas y el material probatorio recabado en la escena del crimen, Pinchao Tarapues habría sido el agresor de la mujer y, con las heridas producidas en las muñecas de la víctima, al parecer pretendía inducir a los investigadores a establecer que se trataba de un suicidio.

Sin embargo durante las investigaciones, los forenses encontraron un bisturí muy cerca de cuerpo de la mujer. Una joven se quitó la vida en zona rural de Sandoná

Inicialmente, el acto de tergiversar la escena del crimen indujo al error a la Policía Judicial y al médico rural que practicó la autopsia, que en ese momento concordaron en que habría sido un suicidio.

Sin embargo, pruebas posteriores recaudadas permitieron demostrar la incompatibilidad con un evento suicida, como la herida en el cuello que registró la mujer, el hallazgo de su teléfono celular y las llaves de su casa en poder del presunto agresor.

Asimismo la práctica de una segunda autopsia por parte de Medicina Legal, y la obtención de muestras biológicas de Pinchao Tarapues y su cotejo genético con la evidencia encontrada en el cuerpo de la Claudia García.

El pasado 13 de octubre servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), capturaron al posible implicado en vía pública, cerca del hospital Clarita Santos, donde le fue notificada la orden emitida por el juez promiscuo el 20 de agosto de 2021.

Durante las audiencias concentradas, el hombre no se allanó a los cargos imputados por el ente investigador.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com