¿Quién llevó y salvó a niñas de Cumbal en Quito-Ecuador? Identificaron a 2 ‘jóvenes’

Todos se preguntarán cómo llegaron las 3 niñas de 14 y 11 años del municipio de Cumbal, sur de Nariño, hasta la ciudad de Quito, capital de Ecuador.

Las tres menores de edad desaparecieron el lunes 19 de octubre alrededor de las 5:00 de la tarde, lo cual sus madres manifestaron que era muy poca la información que tenían de sus hijas.

Inclusive fueron hasta la Estación de Policía a que les hicieran revisar las cámaras de vigilancia, pero uno de los agentes les manifestó que no estaba funcionando.

En Cumbal desaparecieron 3 menores de edad. Estarían en Ecuador

De igual manera se fueron a poner la denuncia a oficinas de desaparición, en donde les manifestaron que debían esperar 72 horas, es decir las tres madres volvieron con sus angustias que tuvieron que pasar en vela la noche del lunes y la madrugada del martes.

ABRA NOTICIAS habló con Alba Lucía Cuaspud Cheran, madre de Meri Yuliana García Cuaspud y nos dijo que fueron momentos de angustia, desespero, imaginaciones hasta que llegó la buena noticia.

«Primero agradecer a su medio de comunicación que nos acompañaron y difundieron la desaparición de nuestras niñas. Gracias a Dios se logró encontrar en Quito-Ecuador», explicó.

Agrega que las niñas contaron que salieron de Cumbal y en ocasiones se transportaron en carro que las llevaban por espacios cortos y luego caminaron hasta llegar a la ciudad de Tulcán del vecinos país de Ecuador.

3 menores de 14 años desaparecidas en Cumbal fueron localizadas en Quito-Ecuador

«Ellas nos cuentan que en la terminal de Tulcán cogieron un bus y las llevó directamente a Quito. Lo que si nos damos cuenta y que es preocupante la falta de control de la Policía de ese país porque las 3 menores pasaron sin ningún problema, nunca les preguntaron si viajaban con algún adulto, no les pidieron ningún documento y llegaron a su destino», explicó Alba Lucía.

Agrega que para viajar, una de las niñas había cogido un dinero de su mamá y al parecer llegaron a Tulcán en donde cambiaron de pesos a dólares para viajar, lo cual nadie se percató de que ellas iban solas. «No sabemos muy bien si alguien las estuvo guiando, pero ellas dicen que no, que solo pagaron el pasaje y se fueron, nadie les preguntó nada».

«También ellas nos dicen que al llegar a Quito, se bajaron del bus y cogieron un taxi, el conductor les preguntó a qué parte iban. Y el señor al ver a las niñas como asustadas y solas, no las llevó sino que siempre estuvo preguntando a donde iban o que si llegaban a donde un familiar. Conocimos que el taxista se había preocupado una por que las vio asustadas y dos por la manera como ellas estaban, porque ellas nos dicen que amanecieron en una escuela abandonada y que estaban todo sucias, sin peinarse, con maletas y solas, por lo que el conductor hizo tiempo para ver si las llevaba a donde ellas decían o entregarlas a la Policía», expresó la progenitora.

A las niñas ¿Quién las guiaba?

La madre de Meri Yuliana, manifestó que las llevó el supuesto muchacho que conoció la otra niña por internet y que le dijo que vivía en Ecuador en un barrio de Quito llamado La Merced y él las iba guiando, y según ella quería conocerlo personalmente.

la reacción de las madres

«Cuando nos dimos cuenta que ya no llegaron a la casa porque son niñas juiciosas y que todo avisan, siempre han estado con la abuelita y las con sus mamás, es decir ellas no permanecían solas. Si se iban siempre llamaban a decir en donde estaban, estamos constantemente pendiente y al cuidado de ellas. Pero al ver que el eran las 7:00 de la noche y no llegaban empezamos a llamar a los celulares, nos fuimos a la Policía allá no nos dieron respuestas alentadoras, que tenías que esperar 72 horas por lo que dijimos que en todo ese tiempo podían pasar muchas cosas y necesitábamos que activen el plan de búsqueda urgente», dijo Alba Lucía.

Indica que una funcionaria les dijo que las 72 horas deben esperar cuando se trata de un adulto, pero en caso de las niñas no hay espera de ese tiempo, lo que dio a entender que los señores policías no conocen de esas leyes o normas que existen en favor de los niños.

La llamada de la esperanza

El alma volvió al cuerpo de las tres mujeres cuando recibieron una llamada alrededor de las 9:00 de la noche del martes, cuando ya habían pasado más de 24 horas de estar desaparecidas las tres niñas que fueron identificadas como Camila Aguilar Guadir, de 14 años, Meri Yuliana García Cuaspud, de 14 años y Maryuri Nazate Cuaspud, de 11 años.

«Después de subir las fotos en las redes sociales nos comenzaron a llamar y a decir por donde las habían mirado. Recibimos las llamadas de las autoridades de Ecuador, en ese momento estábamos acompañadas de la Comisaría de Familia que no nos dejó en ningún momento, por lo que agradecemos a la funcionaria que estuvo hasta que nos las entregaron a nuestras niñas», dijo Alba Lucía.

Sin embargo, tras recibir varias llamadas no se confiaron y para saber que la información era real que se trataba de las niñas, pidieron los nombres de ellas. «Lo que nos comentan que el taxista era una buena persona y no las dejó tirando ha donde supuestamente iban. Y que él pensaba entregarlas a la Policía o donde unas monjas. Nosotros le damos agradecemos al señor conductor de allá de Quito».

Identificaron a supuestos ‘jóvenes’

A los padres de familia y como madre que se le presentó el incidente con su hija, invitó a las demás mamás que tengan más precaución y cuidado de sus hijas, especialmente en el momento de darles un celular, revisar y estar pendientes siempre de las redes sociales, «por más de ser único hijo o hija y consentido pensemos bien en el momento de regalarles un celular o que haya con ellos unos límites en las redes».

«Lo que no llegamos a saber si en verdad eran supuestos muchachos de bien que se identificaron a las niñas con los nombres de ‘Danny Guamanzar’ y ‘Brayan Guamanzar’. No se conoció si en verdad se trataba de estas personas, pero gracias a Dios se las pudo encontrar a tiempo por un conductor. Agradecer a la Comisaría de Familia de Cumbal, a las autoridades de Colombia y Ecuador», explicó.

Hizo un llamado a las autoridades ecuatorianas a que estén pendientes en los controles de las vías porque las tres menores de edad pasaron normalmente. Esas más de 24 horas fueron intensas, que no hay como explicar ese dolor que sentían de no saber en donde estaba su hija, más aun siendo la única en su hogar y a la vez solo viven madre e hija.

Finalmente dijo que durante el momento que estuvieron con sicólogos, una de ellas habría confesado que unos policías allá en Quito las maltrataron rempujándolas y jalándolas, es decir que hubo maltrato por parte de las autoridades ecuatorianas, «si hicieron eso, ellos como autoridades no les queda bien y que no hagan eso con los niños».

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com